Introducción

El Curso de Webmaster de Ciberaula está dirigido a quienes van a desarrollar y mantener sitios Web de cierta complejidad. Su objetivo es capacitar al alumno para trabajar profesionalmente en la edición de sitios Web. Si bien existen varios editores para estas tareas (DreamWeaver, Front Page, PageMill, Corel Webmaster, etc.) el Webmaster debe ser capaz de crear el código fuente de sus documentos HTML de forma directa, o bien modificar el código que ha sido creado por el editor que utilice. De este modo podrá optimizar el funcionamiento de las páginas y corregir posibles tendencias no deseadas o errores de estos programas, así como utilizar nuevas opciones no incluidas en ellos.

Aunque hoy existe una gran diversidad de herramientas para la creación de páginas Web, el Curso de Webmaster cubre las 3 más usadas en la actualidad por los desarrolladores de páginas Web corporativas: HTML, HTML dinámico y JavaScript.

El conocimiento profundo de estas herramientas es obligado y fácilmente rentabilizable, y aporta fundamentos sólidos para poder afrontar posteriormente una especialización en tecnologías más específicas (como ActiveX, por ejemplo, Java, etc.).

Desde el primer momento del curso el alumno escribe sus propios documentos hypertexto sin más ayuda que un editor de textos convencional y las instrucciones y ejemplos que el profesor irá presentando. Se deja al margen los problemas derivados de las plataformas informáticas (UNIX, PC, Mac, etc.) y de los diferentes entornos de trabajo, ya que el HTML es un lenguaje multiplataforma: los conocimientos adquiridos durante las clases son igualmente válidos para cualquier plataforma de trabajo.

El contenido de las clases se estructura en tres grandes bloques:

Módulo I: HTML (HyperText Markup Language)

Exhaustivo recorrido del lenguaje del web por excelencia. Incluso partiendo de cero el alumno se sorprenderá de los contenidos que pueden llegar a crearse utilizando únicamente HTML. Además de los componentes avanzados del HTML (tablas, formularios, frames) aprenderá a incluir y crear sus propios gráficos animados y a utilizar los applets de Java para conseguir un web atractivo.

Módulo II: JavaScript

JavaScript es el lenguaje de programación para el web más extendido. Existen otros lenguajes de scripting, pero es recomendable conocer el 'original'. Es el más popular y potente y permite al Webmaster dar vida a sus páginas web. El alumno aprenderá a integrar scripts en su código HTML para obtener un mayor control sobre los componentes, control del que carece HTML por sí mismo. Conociendo la programación en JavaScript podrá generar páginas dinámicamente en función de las preferencias del usuario, validar los datos introducidos en un formulario o modificar dinámicamente el contenido de la página.

Esta parte del curso comienza con una introducción a los conceptos de programación que es necesario conocer para aprender JavaScript, por lo que cualquier usuario sin conocimientos previos de programación podrá seguir las lecciones sin grandes dificultades.

Módulo III: HTML dinámico

Es la última incorporación a la familia de lenguajes y estándares de Internet. Este nuevo lenguaje amplía el HTML clásico para suplir sus carencias. Gracias al HTML dinámico podremos separar el contenido de la apariencia de las páginas, consiguiendo menor tiempo de mantenimiento y mayor flexibilidad. Por otra parte nos permitirá crear sorprendentes efectos gráficos que hasta ahora implicaban el uso de Java u otros componentes con significativos retardos en la carga de la página.

¿Qué es HTML?

Un poco de historia

El nacimiento de Internet suele fijarse como fecha de referencia en 1969, año en que entró en funcionamiento la red ARPANET. Esta era una red experimental patrocinada por la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados (ARPA) de Estados Unidos. El objetivo de esta red era experimentar sistemas de conexión entre centros dispersos geográficamente, acercando a los investigadores de distintos puntos del mundo la información almacenada en bases de datos y otros recursos.

Un papel destacado en la investigación de este tipo de sistemas lo protagonizó Paul Baram(1). En 1.962 Baran comenzó a hablar por primera vez de redes de ordenadores descentralizadas.

Estos conceptos no se plasmaron en algo real hasta 1.969, año en que surgió ARPANET. En 1.972 ARPANET ya tenía 40 hosts y un ingeniero llamado Ray Tomlinson cambió para siempre el modo de comunicarse en la red: inventó el correo electrónico.

Más de 30 años después Internet es la mayor estructura jamás diseñada por el hombre. Permite que personas de cualquier parte del mundo se comuniquen y compartan sus conocimientos sin distinción de raza, sexo o religión.

World Wide Web

Frente al cuarto de siglo de Internet el web es tan sólo un recién nacido.

En 1.989 Tim Berners-Lee(2)lo inventó como una simplificación de un proyecto en el que había estado trabajando para compartir información entre los ingenieros del CERN (laboratorio de física de partículas europeo).

El web se puede dividir en dos facetas: los servidores y los navegadores. Los servidores son sistemas de ordenadores que almacenan documentos. Los navegadores nos permiten recuperar remotamente dichos documentos y presentarlos en pantalla. Muy simple. Pero nadie conocía el web hasta que unos estudiantes de la universidad de Illinois (Estados Unidos) escribieron una pequeña aplicación llamada Mosaic.

Mosaic fue el primer navegador gráfico. Con él se accedía a los enlaces mediante un simple click de ratón. Esto impulsó definitivamente el web hasta convertirse hoy en el protocolo que más tráfico genera en la red, por delante del correo electrónico, FTP (transferencia de ficheros) y todos los demás.

Ventajas de la Web

Aunque Internet ya tenía un buen número de servicios anteriores al web, ninguno de ellos llegó a ser suficientemente popular. La introducción de los navegadores gráficos supuso los siguiente beneficios a la hora de trabajar en la red:

• Todo al alcance de la mano. El navegador oculta la complejidad que implica tener que conocer el protocolo FTP para descargar un fichero. Lo mismo sucede con el resto de servicios.

• Texto e imágenes en una página. Los navegadores pueden mostrar simultáneamente texto y gráficos en la misma página, permitiendo mediante enlaces en cualquiera de ellos, acceder a nuevos documentos.

• Facilidad de uso. El mismo interfaz para todos los servicios. Un nuevo usuario puede comenzar a trabajar prácticamente desde el mismo momento en que se sienta frente a su ordenador.

• Fácil de escribir. Sin apenas conocimientos, ya no de programación, sino ni siquiera de informática, cualquier persona con inquietudes puede llegar a publicar su propia página web.

• Gratis. En el web podemos encontrar todo tipo de información gratuita: investigación, diversión, cualquier tema que se nos ocurra tiene su lugar en la red.

HTML

HTML no es un lenguaje de programación más. De hecho no es un lenguaje de programación. El acrónimo HTML proviene del inglés: HyperText Markup Language (Lenguaje de marcas de hipertexto). HTML define un conjunto de marcas (tags en inglés) mediante las cuales se describe la forma en que el texto será mostrado en pantalla y cómo se puede pasar del documento actual a otros.

En un sistema hipertexto accedemos desde una página a otra con información relacionada mediante un click de ratón en zonas del documento resaltadas para ello, que generalmente son textos subrayados. Un ejemplo de hipertexto conocido por muchos usuarios lo constituye el sistema de ayuda de windows.

Cuando oímos hablar de HTML es muy probable que le añadan un número de versión. Este número se refiere al estándar que implementa. De forma retroactiva al conjunto de marcas diseñada por el creador del web se le denominó HTML 1.0.

Posteriormente a la vez que se ha ido extendiendo el lenguaje se ha incrementado la versión. Actualmente la versión vigente es la 4.0.

Un documento HTML es por tanto un fichero de texto normal en el que se realizan marcas para cambiar la apariencia en pantalla o para permitir el acceso a otros recursos. Por tanto podemos crear páginas HTML con un editor de textos ordinario.


(1)Paul Baran:

La corporación RAND, donde trabajaba Paul Baran, ofrece en sus páginas web documentación sobre las ideas originales expuestas por el ingeniero americano: http://www.rand.org/publications/electronic


(2)Tim Berners-Lee:

Tim Berners-Lee tenía conocimientos de sistemas de comunicación en tiempo real y procesamiento de textos. Hoy en día, entre otras actividades, dirige el World Wide Web Consortium, organismo que se ocupa del desarrollo del estandar del HTML. Para saber más acerca de Tim Berners-Lee consultar http://www.w3.org/People/Berners-Lee-Bio.html

¿Qué es HTML Dinámico?

La última generación de navegadores web ha incorporado una nueva característica: HTML dinámico. Con ello se intenta paliar la falta de 'frescura' del HTML clásico.

Con la utilización del HTML dinámico podemos 'dar vida' a una página Web, con la ventaja de un menor consumo de ancho de banda que si lo hacemos utilizando otras herramientas, como son los lenguajes de scripting o el lenguaje Java. Esto es así porque el HTML, dinámico o no, es únicamente texto.

El HTML dinámico está compuesto fundamentalmente de dos aspectos: hojas de estilo y posicionamiento de elementos.

Mediante las hojas de estilo en cascada controlaremos el aspecto del documento: colores, tipografía,... Haremos todo lo que es posible con HTML pero con la diferencia de que no tendremos que especificar el estilo de cada parte de un documento en el propio documento, sino que lo haremos mediante una página de definición de estilos. Mediante este mecanismo se consigue aislar el contenido de la página del modo en que será presentada.

El posicionamiento del contenido nos permitirá ubicar cada elemento exactamente donde deseamos. Hasta ahora era el navegador el que secuencialmente iba colocando cada elemento en la página, dejando muy pocas opciones al autor de elegir exactamente donde debería estar cada elemento.

Esta segunda faceta del HTML dinámico está íntimamente ligada con la parte de scripts de una página, ya que las modificaciones de la posición inicial de un elemento serán realizadas mediante scripts. Por ejemplo, mediante JavaScript.

¿Qué es Javascript?

Mediante HTML se pueden crear sitios web realmente complejos y completos. Pero llega un momento en que nuestra imaginación va más allá. Los usuarios están acostumbrados a la riqueza de comportamiento de las demás aplicaciones del sistema, y todas las páginas web que visitan le parecen monótonas por muchas imágenes y melodías que contengan. Es el momento de la renovación.

Gracias a los scripts un documento cobra vida. Es posible modificar el contenido en función del comportamiento del usuario, variar las páginas según el navegador que las visualice o reaccionar ante el movimiento del ratón.

Un script es un programa que puede acompañar un documento HTML o estar contenido en su interior. Las instrucciones del programa se ejecutan cuando se carga el documento o cuando se produce alguna circunstancia tal como la activación de un enlace por parte del usuario. Este tipo de acciones desencadenan lo que se conocen como eventos.

Los scripts permiten a los creadores de páginas web realzar el contenido de sus documentos.

Algunas mejoras pueden ser las siguientes:

• Generación dinámica del documento en el momento de la carga

• Validación de datos introducidos en un formulario, así como el rellenado automático de aquellos controles del mismo que lo precisen.

• Control de los eventos que se producen en la página: un elemento toma el foco, un elemento es activado con el ratón, etc.

Podemos distinguir dos tipos de scripts en un documento HTML. El primero es el que se ejecuta durante la carga de la página. Existe la posibilidad de incluir contenido específico para aquellos navegadores que no incluyen scripts entre sus características. El segundo tipo son los ejecutados cada vez que un usuario (o el navegador) genera un evento. Por ejemplo la pulsación de un botón en un formulario.

Existen diversos lenguajes en los que escribir nuestros scripts para revitalizar nuestras páginas web: VBScript, en visual basic, TCL scripts, Perl scripts y el lenguaje de scripts por excelencia: JavaScript, creado por Netscape Corporation.

El lenguaje ECMA es el futuro estándar para scripts de clientes web, pero mientras llega este futuro la 'estrella' de los lenguajes de scripting es JavaScript.

JavaScript vs Java

No hay que confundir Java, el lenguaje de Sun Microsystems, y JavaScript, por mucho que compartan las cuatro primeras letras del nombre. En la siguiente tabla se resumen las diferencias entre ambos:

JavaScript Java
Interpretado por el cliente. Compilado en bytecodes que se descargan desde el servidor. Ejecutado en el cliente.
Código integrado e incrustado en el HTML. Código incluido mediante applets a los que se accede desde el HTML.
Variables declaradas sin especificación del tipo. Las variables deben ser declaradas especificando el tipo. Mayor rigidez.
Referencias entre objetos comprobadas en tiempo de ejecución. Referencias entre objetos chequeadas en tiempo de compilación.
No puede escribir automáticamente a disco. No puede escribir automáticamente a disco.

JavaScript es más sencillo de aprender que Java, debido a su sencilla sintaxis y a la gran cantidad de recursos de programación disponibles en el núcleo del lenguaje. Por ejemplo el objeto String, del que carecen lenguajes como C++.



Nombre:

Email:

Comentario: